Una entrevista laboral es sinónimo de nerviosismo y ansiedad, pero con la ayuda de este artículo podrás adquirir diferentes herramientas para vencerlos y preparar una entrevista exitosa.

A continuación, te damos algunos consejos para tu siguiente entrevista:

-Investiga sobre la compañía:

Cuando se trata del día de la entrevista asegúrate de tener en tus manos información sobre el negocio y tu posible empleador. Al saber qué productos y servicios vende la empresa, el mercado en el que compite y su estrategia comercial, estás demostrando tu interés en el trabajo y la compañía. En estos días donde la retención de talento es un reto para las organizaciones, contar con colaboradores interesados y comprometidos es un plus invaluable para los empleadores. Haz un esfuerzo en investigar con rigor la compañía, su pagina web y si es posible, revisa en LinkedIn quienes serán tus entrevistadores. Conocer con antelación tu interlocutor te dará un parte extra de tranquilidad.  

-Código de vestimenta:

Después de investigar sobre la compañía, seguramente encontrarás cuan formal puede ser. Usa la información que recolectaste sumada a la descripción del rol de trabajo al cual aplicaste, para determinar que vestimenta es la más apropiada para la entrevista de trabajo.

Contrario a lo que muchas personas creen, efectivamente ir demasiado elegante a una entrevista de trabajo, puede chocar con la cultura y ética empresarial de la compañía a la cual estas aplicando, pero si no estás seguro de como ir vestido, lo mejor es usar algo formal / casual.

-Practica, practica, practica

Como cualquier cosa en la vida, la práctica hace al maestro. Por eso lo ideal es que puedas ensayar tu discurso varias veces. Una técnica que te recomendamos es la siguiente: primero ubícate frente a un espejo y visualiza que estás en el lugar de la entrevista. Posteriormente elabora un discurso que incluya tus habilidades y cualidades. Constrúyelo con base en tu Cv y ejemplos donde puedas exponer como a lo largo de tu carrera has logrado poner en práctica tus conocimientos. Repite este ejercicio un par de veces hasta que te sientas seguro y confiado.

- ¿Sabes hacia donde tienes que ir?

Suena obvio, pero es vital que sepas hacia donde vas y no en el sentido retórico de la pregunta. Literalmente te recomendamos que el día anterior planees tu viaje hacia la entrevista de trabajo. Si vas retrasado no tengas miedo de hacer una llamada con antelación y avisar a tu entrevistador. 

Imágen de candidatos esperando entrevista

¡Encontra nuevas oportunidades!

Busca el empleo deseado y alcanza tu potencial.

Descubri las vacantes

Durante la Entrevista:

-Lidiando con los nervios

Inevitablemente el día de la entrevista de trabajo sentirás algo de nervios, pero recuerda no es un interrogatorio personal, es una conversación profesional. De hecho, si logras canalizarlos de la forma adecuada podrán ayudarte a sacar lo mejor de ti. Investiga ejercicios de respiración, oxigenar el cerebro te ayuda a pensar con claridad y rapidez.

-La primera impresión si cuenta

Desde el primer momento que entras a la sala de entrevista debes mostrarte confiado y seguro. Una muestra de esto es el contacto visual y buen apretón de manos a tu entrevistador. Puede ser difícil, pero el truco está en mantener el cuerpo relajado y evitar parecer cerrado y distante. Las técnicas de respiración serán útiles aquí. Un estudio realizado por Albert Mehrabian, profesor emérito en psicología, propuso que la importancia relativa del lenguaje corporal al transmitir un mensaje es del 55%, en comparación con el 38% de tono de voz y el 7% del uso verbal de palabras. En teoría, esto presenta cuán importante es el lenguaje corporal al momento de estar en una entrevista.

-Contestando las preguntas

Es hora de poner a prueba toda la preparación y esfuerzos que hiciste para llegar hasta este punto. Conseguir una entrevista de trabajo no siempre es fácil, si ya llegaste a este punto disfruta de la experiencia. Es un momento en cual puedes contarle a otras personas que sabes hacer y como lo sabes hacer. Responder con ejemplos sobre como resolviste problemas o sacaste adelante proyectos en tus pasadas experiencias laborales, es una estrategia muy efectiva. Busca un equilibrio entre el tú y el nosotros, el trabajo en equipo se valora igual que la iniciativa personal. Por último, si no tuviste una experiencia positiva con tu antiguo empleador, se sincero y rápido. La mejor manera de abordar este tema, si es puesto en la mesa, es desde el positivismo. Cuéntales que aprendiste de esa experiencia y como la sorteaste.

-Ninguna pregunta es tonta

El final de la entrevista es el momento indicado para que hagas algunas preguntas. Pueden ser sobre el trabajo en sí, tus compañeros, jefes o empresa. Descubre que preguntas puedes hacer en una entrevista.

Después de la entrevista

Usualmente se espera una respuesta un par de semanas después de la entrevista, pero todo depende del proceso y la cantidad de candidatos que aplicaron a la oferta de trabajo. Si puedes habla con tu reclutador o primer contacto, sobre cuando puedes esperar una noticia, sería lo ideal. Sin importar si sigues o no en el proceso, es bueno que puedas tener una retroalimentación de la entrevista y recuerda que una entrevista siempre es un proceso activo para tu carrera.

Comparte este contenido si crees que puede ser útil para alguien más y si quieres más consejos para tu carrera consulta aquí.

¿Estás buscando nuevas oportunidades laborales?

Nuestros consultores de Page Personnel te pueden ayudar a conseguir una entrevista.

Subir mi CV

Regístrate en MyPage

Activá nuestra Aplicación con un clic y comenzá tu experiencia de búsqueda de empleo personalizada.

Crear cuenta

Póstulate a empleos