Estás aqui

4 tips para ayudar a tu equipo a trabajar de forma remota

Los más de 200 empleados de Automattic, la compañía detrás de WordPress, nunca van a la oficina en la mañana. De hecho seria prácticamente imposible, porque trabajan en 174 ciudades diferentes en 29 países a nivel mundial. Su oficina es cualquier lugar donde consigan una buena conexión a internet, sea su casa, la playa o un café. 
 
Automattic es sólo un ejemplo de la larga lista de empresas que están pasando a la modalidad de trabajo virtual, ya sea de manera total o parcial. Algunas multinacionales como Apple o Dell ofrecen posiciones en las que al menos la mitad del trabajo se puede realizar de forma remota. La ventaja es clara: reduce los costos y permite reclutar talento de todo el mundo. Pero, ¿cómo nos aseguramos de que las personas realicen el trabajo asignado? 
 
1. Buena comunicación 
 
Uno de los más grandes desafíos para las empresas que ofrecen trabajo remoto es la comunicación con sus equipos. Conversaciones casuales a lado de la máquina de café, sesiones de Lluvia de ideas o reuniones uno a uno para revisar el rendimiento: todas deben replantearse dentro un entorno digital. Pero, ¿cómo? Según Sara Sutton Fell, CEO de FlexJobs,  es importante no utilizar una sola herramienta de comunicación virtual, sino varias. Para brindar información práctica, compartir datos o dar una actualización sobre un proyecto, el correo electrónico funciona de maravilla. Para sesiones creativas, donde hay lluvia de ideas o se busca obtener información más personal, funciona mejor una video llamada. 
 
2. Establecer objetivos claros 
 
Una de las razones principales por la que las empresas eligen no trabajar de forma remota es porque temen que los empleados no realicen su trabajo. ¿Qué pasa si su empleado decide lavar los platos o pasear al perro en lugar de terminar un proyecto? La solución es establecer objetivos y plazos específicos que ambos acuerden previamente. Dependiendo de la cantidad de verificaciones que consideres necesarias, puedes recurrir a soluciones de software que monitorean la actividad de la computadora, el correo electrónico y la navegación web. La desventaja es que el uso de estas herramientas transmite a los colaboradores que tenemos desconfianza. 
 
3. Disponer de las herramientas adecuadas 
 
Trabajar de forma remota sólo tiene sentido si se proporciona a los empleados todas las herramientas necesarias para que puedan comunicarse entre sí, compartir información y realizar su trabajo. Pensemos entonces en teléfonos inteligentes, auriculares, cámaras web y una buena conexión a Internet. Tambien es necesario considerar software en línea, como Google Docs o de gestión de proyectos como Basecamp. Éstas herramientas nos permiten controlar el progreso de las tareas, mantener conversaciones y planificar proyectos de forma remota. 
 
4. Dar un tono personalizado 
 
Algunas compañías requieren que sus empleados se registren a una hora determinada. Esas medidas dejan de lado una de las mayores ventajas de trabajar de forma remota: es mucho más fácil adaptar las horas de trabajo a las necesidades del empleado. Alrededor del 20% de las personas trabajan mejor si pueden dormir y comenzar un poco tarde. En un lugar de trabajo virtual, vale la pena darles a los empleados la libertad de dividir el trabajo de acuerdo con sus preferencias personales y permitirles trabajar por objetivos. 
Summary: 
Gracias a los avances tecnológicos, cada día son más las empresas que se suman a la modalidad de trabajo remoto, sin embargo existen algunas consideraciones a tener en cuenta para garantizar el cumplimiento de tareas y los objetivos propuestos.