Estás aqui

Cómo prepararse para una entrevista de trabajo

¡Te han llamado para una entrevista de trabajo! Esto quiere decir que tu carta de presentación y tu CV han dejado una buena impresión en los reclutadores y responsables de RR.HH, y se han interesado en vos. Sin embargo, para algunas personas, la entrevista es una situación muy estresante, por lo que la preparación es clave para superar los nervios.

Conocé a la empresa

El primer paso es investigar todo lo posible sobre la empresa que te entrevistará. Poseer esta información no sólo te ayudará a saber si tus valores se alinean a los de la compañía, sino que también le demuestra al entrevistador que eres una persona seria, responsable y preparada. Visitá el sitio web de la empresa, lee sus reportes y newsletters (en caso de que las tenga). Revisá su estructura interna, metas a largo plazo y su filosofía. Además, no te olvides sw  mantenerte al día de las noticias relacionadas con la empresa o la industria. Otra buena idea es utilizar los medios sociales para ver qué tipo de comunicación y qué imagen tiene la compañía. Mientras más información tengas, más preparado estarás.

Revisá la descripción del empleo

Revisá nuevamente la descripción de la oferta de empleo. Al leerla detenidamente podrás imaginarte el tipo de preguntas que te harán y podrás preparar tus propias preguntas. Pensá en por qué aplicaste a esa oferta de empleo y utilizá las razones durante la entrevista. Lee nuevamente tu CV y tu carta de presentación; la empresa te ha llamado por una razón, así que asegúrate de conocer y resaltar tus fortalezas cuando llegue el momento.

Practicá lo que vas a decir

Investigá cuáles son las preguntas más comunes durante una entrevista y practicá tus respuestas. Buscá ejemplos de tu propia experiencia que demuestren por qué eres la persona adecuada para el empleo. Si hay algún punto específico o historia que te gustaría mencionar durante la entrevista, escribilo y buscá la manera de integrarlo en tus respuestas. Otra buena idea es pedirle a un amigo que te ayude a practicar la entrevista.

Te llamaron por una razón

Recordá que una empresa no llama a un candidato para una entrevista si no está realmente interesada en él. No te olvides de esto durante la entrevista, te ayudará a mantener la confianza.