El pasado 27 de Abril, realizamos un Desayuno virtual con los representantes del área de RRHH de 13 empresas pertenecientes al sector productivo. Durante este encuentro, se intercambiaron experiencias en función de: Dinámicas de trabajo & metodologías ágiles; Virtual Performance Management, Bienestar y manejo de las emociones. Además, los invitados intercambiaron sus experiencias, buenas prácticas y principales preocupaciones en torno al rol del área de RRHH en tiempos de COVID-19.


A continuación, presentamos algunos de los conceptos e ideas clave que recogimos durante este encuentro: 


En lo que respecta a Dinámicas de trabajo y Metodologías ágiles, algunos participantes hablaron del desafío que supone para el sector productivo pensar en formas de trabajo distintas. Tal es el caso, de aquellas empresas en las que un grupo de colaboradores debe continuar yendo a trabajar a los centros productivos, en contraposición de otro que tienen la opción de poder hacer teletrabajo. 


Partiendo de este escenario, algunas de las iniciativas del área de RRHH fueron:

  • Desarrollar de un cuadro de reemplazo de posiciones clave, que permite un liderazgo más cercano.
  • Apoyar y acompañar a aquellas personas que tenían la opción de hacer teletrabajo y tal vez no estaban acostumbradas, para poder organizarse en su nueva forma de trabajo. 
  • Re-asignar recursos para habilitar la opción de teletrabajo, aprovisionando a sus colaboradores de notebooks e implementando estrategias de comunicación efectivas. 

Por otro lado, en lo que respecta a Virtual Performance Management, los invitados destacaron que el negocio experimenta una sensación de incertidumbre a la hora de definir objetivos, ya que el contexto los lleva a pensar en la continuidad del negocio a partir de las herramientas que hoy están disponibles. En este sentido, la "nueva normalidad" no sólo plantea una necesidad de redefinir los modelos de negocio, sino también nuevos objetivos de trabajo, competencias, habilidades blandas y el plan de retorno a las oficinas.


Al respecto algunas empresas se enfocaron en:

  • Trabajar en ciclos de acompañamiento y capacitación, para que sus colaboradores puedan desarrollar habilidades blandas que les permitan seguir operando en este contexto y empiecen a vislumbrar los posibles escenarios para el momento de retorno a las oficinas. 
  • Implementar estrategias de comunicación, seguimiento y definición de objetivos de negocio.

Finalmente, cuando se revisaron las políticas de Bienestar y manejo de las emociones de los colaboradores en el actual contexto, se puso sobre la mesa la necesidad de reconstruir la cultura corporativa en un entorno netamente digital, de manera que se pueda seguir generando compromiso de parte de los colaboradores.

Esto viene de la mano de una redefinición de los beneficios no remunerativos, ya que los cambios en la carga de trabajo y la sensación de eterna disponibilidad que experimentan algunos empleados llevó a una redefinición del concepto de home-office, que sigue percibiéndose como un beneficio diferenciado totalmente del concepto de teletrabajo o trabajo remoto, que hoy se percibe como una modalidad de trabajo inherente al contexto de cuarentena.


En este sentido, las empresas tuvieron que:

  • Ofrecer un apoyo más cercano a sus colaboradores al momento de pasar a esta nueva modalidad de trabajo, 
  • Reutilizar canales de comunicación interna y desarrollar estrategias de comunicación efectiva
  • Realizar campañas de Work-Life balance 
  • Incrementar las instancias de escucha al empleado.

Desde PageGroup estamos comprometidos en aportar  al mundo laboral con información de valor para que puedan tomar decisiones estratégicas a momento de considerar la incorporación de un nuevo talento en su nómina.

Si tiene alguna necesidad de contratación, no dude en contactarnos