Estás aqui

Claves para buscar trabajo después de los 40

El mercado laboral actual, está obligando a muchas personas maduras a salir a buscar empleo, tanto si llevan varios años sin trabajar, como si se acaban de quedar sin empleo después de estar muchos años con un trabajo estable. Sea cual sea la situación, el caso es sumergirse de lleno en un mercado que no conocen, muy competitivo, y donde muchas veces, las empresas y las exigencias del mercado laboral solo quieren a gente joven, haciendo aún más difícil esta tarea para las personas maduras, como es el caso de las personas de más de 40 años. Sin embargo, debes tener siempre en mente que no es imposible, hay que prepararse para buscar empleo y para tener éxito en el mercado laboral.

Lo primero, y más importante es no desanimarse, ni agobiarse ni venirse abajo. La búsqueda de empleo puede llegar a precisar de más tiempo del que se pensaba, pero lo importante es no bajar los brazos ante situaciones adversas, a ser optimista, mantener la confianza en uno mismo y la ilusión por encontrar un empleo. Esto te ayudará a seguir buscando con estusiasmo día a día, y transmitirás esa confianza y autoestima en las entrevistas a las que acudas, puesto que los seleccionadores siempre se dan cuenta y se percatan de tu estado de ánimo, lo que transmitís y sentís se ve reflejado en la entrevista y en la percepción que el reclutador va a tener; si tenés confianza en vos mismo transmitirás confianza a los demás.

Tanto si estás buscando empleo como si vas a comenzar a buscarlo te serán muy útiles estos consejos para superar la barrera de entrada al mercado laboral que puede suponer la edad:

1. Mantenerse actualizado: en realidad esto debe ser así tanto si buscas empleo como si actualmente estás empleado; siempre hay que estar al tanto de las novedades del sector o profesión de cada uno, se debe estar tanto formado como informado; la formación continua es uno de los aspectos más importantes de todo profesional, siempre orientando la actualización formativa hacia el trabajo, las funciones, la profesión de cada uno.

2. Flexibilidad: En este sentido, es importante tener una cierta flexibilidad con las condiciones de trabajo a aceptar, como por ejemplo trabajo de medio tiempo, trabajo compartido o trabajar un horario que a un empleado más joven con obligaciones familiares no le es posible aceptar, etc., lo cual aumentará tu abanico de posibilidades y te cerrarás menos puertas.

3. Segmentar y seleccionar bien el mercado objetivo: en este sentido, al momento de buscar un empleo se debe realizar un análisis de mercado, poniendo especial atención en las empresas que desarrollan el tipo de tareas en las que nos interesa trabajar, bien sea por sector o por la existencia de un departamento o área en el que se desarrollen las funciones que nos interesen. En el caso concreto de las personas mayores de 40 años que buscan empleo, será necesario prestarle atención a las compañías que tienen como costumbre contratar a personas de más de 40 años y ponerse en contacto con ellas. Además con el avance de las redes sociales y las comunidades online, existen diversas webs y foros donde los mayores de 40 años pueden orientarse a la hora de buscar empleo, informarse sobre recursos de formación continua y también existen grupos profesionales en Linkedin para mayores.

4. Presencia online: hoy día, la gran mayoría de las ofertas y novedades del mercado laboral están en Internet. Los reclutadores utilizan las redes sociales como una herramienta más en la selección de personal. Es necesario tener un presencia en las principales redes sociales profesionales, como Linkedin y Xing, no solo con un perfil con tu curriculum, sino participando en grupos profesionales, aportando a la comunidad; esto te servirá como fuente de contactos, para darte a conocer y por supuesto para informarte y formarte. Te recomendamos que leas el artículo de consejos para tu perfil y presencia profesional en redes sociales.