Estás aqui

Beneficios de la orientación

La transmisión de conocimientos a nuevos talentos por parte de los empleados que han trabajado durante muchos años en la empresa es una parte esencial del éxito de una compañía. La mejor manera de hacerlo es a través de un programa de orientación. Lo cual no sólo beneficia al recién llegado, sino también a la empresa. A continuación, analizamos los beneficios para el recién llegado, para el mentor, y para la empresa.

Qué obtiene un trabajador nuevo de la orientación

Tener un mentor ayuda al nuevo compañero de trabajo a desenvolverse en la empresa. El orientador le enseña las técnicas que se utilizan en la compañía y le muestra los métodos para aplicarlos de forma inmediata. El mentor provee al nuevo empleado de feedback constante, especialmente al inicio, y le presenta a sus contactos. Esto es particularmente útil para el recién llegado, quien amplía su red y aumenta su capacidad para desenvolverse a largo plazo.

Qué obtiene un mentor al trabajar con nuevos talentos

Aunque es el mentor el que se encarga de transmitir los conocimientos al nuevo empleado, el alumno también puede enseñar al maestro. Lo más probable es que el nuevo empleado haya salido recientemente de la universidad, por lo que le puede enseñar al orientador nuevos trucos del oficio. Si el recién llegado ha trabajado anteriormente en un departamento diferente, el mentor puede conocer el funcionamiento interno de ese departamento. Por otra parte, la orientación (también conocida como mentoring) permite al mentor influir directamente en la eficiencia del equipo al indicarle cómo se hacen las cosas.

Qué gana la empresa

Cuando la formación proviene de aquellos que ya han trabajo en la compañía durante años, la empresa puede ahorrar tiempo y dinero en sesiones de formación externa. La orientación facilita la transmisión de conocimientos dentro o entre departamentos, lo que asegura que el conocimiento no se pierda cuando nuevos talentos tomen el relevo. Además, el proceso hace que sea más fácil dar la bienvenida a nuevos trabajadores, lo que facilita su transición en la empresa o en un nuevo departamento. Independientemente del punto de vista, la orientación es beneficiosa para todos los involucrados y aporta valor para el éxito continuo de la empresa.