La mayoría de nosotros asumimos que nuestro desempeño en el trabajo es lo único que determina nuestro éxito, pero ¿y si te dijeran que tus posibilidades de éxito están de cierto modo preestablecidas por vos desde hace mucho tiempo? En realidad, un fuerte determinante de nuestro eventual éxito o fracaso laboral es la actitud que tenemos frente a un nuevo desafío, o dicho de manera sencilla, nuestro mindset.

Según la psicóloga, Carol Dweck, de la universidad de Stanford, existen dos tipos de personas: aquellas que abordan tareas con una mentalidad "fija", frente a aquellos que lo hacen con una “mentalidad de crecimiento”.

De acuerdo a lo anterior, te traemos algunas reflexiones sobre estos tipos de mentalidades y algunos consejos para que desarrollés al máximo todo tu potencial. 

1.    Abrite al aprendizaje

Como Gerente Ejecutivo de Customer Centricity en Argentina, Martín Gerding  pasa gran parte de su tiempo entrenando a los equipos de ventas sobre los beneficios de abordar los desafíos con la mente puesta en los posibles beneficios que se avecinan.

"La mentalidad de crecimiento está íntimamente ligada a la avidez para identificar un aprendizaje en cada acción. Al igual que en una compañía, si cada profesional logra incorporar nuevos conocimiento y habilidades o simplemente  evita repetir errores del pasado, consigue el desarrollo y por ende escalabilidad para seguir creciendo.", dice Gerding.

2. No te apoyés sólo en glorias pasadas

La gente con mentalidad fija, vive de su pasado. Dirán: “Tengo un buen historial, estoy orgulloso de lo que he logrado antes. Vivo por eso y no hay razón para que siga creciendo'". En el contexto corporativo actual, en donde la rapidez es un leitmotive, basar tu crecimiento exclusivamente en los logros del pasado, puede llegar a ser muy perjudicial para tu carrera. Lo importante en este sentido, es vivir un presente activo de constante aprendizaje.

3. ¿Los números te gobiernan?

Todos sabemos que obsesionarse con los resultados es fácil, nuestros KPIs u objetivos de ventas, pueden literalmente ocupar toda nuestra atención. Frente a esto, adoptar una mentalidad de crecimiento, significa ver el resultado como importante, pero no menos importante que el proceso para lograrlo.

"Más allá de los ingresos generados o los logros de corto plazo, lo importante es capitalizar los aprendizajes para que estas metas puedan ser replicables y podamos volvernos exitosos a largo plazo", dice Gerding.

En una discusión de trabajo contemporánea, algunos describirían esto como la tolerancia al fracaso y así obtener las lecciones más importantes de los hechos. 

4. Olvidate de ganar o perder

La clave para abrazar este imperativo es eliminar el error cognitivo de pensamiento que te dice que: “o todo es blanco, o todo es negro”. A su vez, habiendo eliminado este factor de contrarios (ganar o perder, hacer o deshacer), comenzarás a ver los matices y nuevas posibilidades de acción. Algunas preguntas que te podés hacer para para desterrar los blancos y negros podrían ser, ¿cómo fue el esfuerzo? ¿cómo fue el proceso? ¿lo disfruté a pesar de los resultados? ¿qué aprendí? ¿qué cosas buenas puedo sacar de lo malo?

Tanto en el deporte como en los negocios existen ganadores y perdedores, sin embargo los verdaderos exitosos son quienes encuentran en las derrotas un aprendizaje y logran capitalizarlo para el futuro.  

“Ganar es genial, pero si realmente vas a hacer algo en la vida, el secreto es aprender a perder”. Wilma Rudolph.

5. Adoptá una mentalidad de crecimiento grupal

Si te encontrás ante un nuevo desafío, una forma de fijar tu potencial es dejar de lado las ideas preconcebidas y recordarte a vos mismo que "estoy aquí para aprender cosas nuevas". Ahora bien, “decime con quién andás y te diré quién sos” dice un viejo refrán. A pesar de que tengas una mentalidad de crecimiento, si tus colegas o equipo no la tienen, será difícil que logres instalar este mindset en tu día a día. A propósito de esto, nace la pregunta de si es posible cambiar la mentalidad de un grupo.  Para Gerding, la respuesta es un cauteloso sí.

"Para que exista el cambio tiene que existir una convicción en todos los integrantes de la organización , tanto en el líder como en los liderados debe existir un pensamiento positivo hacia el cambio, que les permita enfocarse en el futuro."

¿Buscás talentos con una mentalidad de crecimiento? En PageGroup contamos con los mejores y más preparados candidatos. Escribinos hoy mismo y un especialista de atenderá a la mayor brevedad. Tambien podés volver a ver el Webinar de Agilidad y alto rendimiento en equipos remotos. 

Summary

En PageGroup cambiamos la vida de las personas, creando oportunidades para que alcancen su máximo potencial.