El pasado viernes 26 de junio, se llevó a cabo la mesa redonda titulada “Nueva normalidad en el sector IT”, en la que los gerentes de tecnología de distintas empresas se reunieron para conversar sobre los principales desafíos que hoy atraviesan con sus equipos de trabajo y las estrategias que están tomando desde su sector en la gestión de sus colaboradores. 

La modalidad remota como nueva normalidad

Durante la primera parte del encuentro, se habló sobre el pase obligatorio a la modalidad de trabajo remoto en todas las empresas y la carga de trabajo que esto supuso para el área de IT. Así pues, se hizo énfasis en que muchas empresas tuvieron que acelerar sus planes de digitalización, donde se encontraron con problemas en la cadena de abastecimiento del lado de sus proveedores y se vieron ante la necesidad de reorganizar los equipos de trabajo para satisfacer las necesidades del resto de la organización. 

Una vez resuelta la contingencia de los recursos técnicos, se enfocaron en la gestión de sus colaboradores, ya que, en muchos casos, la adaptación al trabajo remoto de todo el equipo trajo consigo una modificación en los horarios, la productividad y el equilibrio entre la vida laboral y la vida profesional de los colaboradores.

Productividad en equipos remotos

Durante la primera etapa de la cuarentena, trabajaron en la gestión del work life balance, buscando articular de la mejor manera la dinámica familiar y la dinámica laboral en un mismo espacio físico, brindándoles a las personas herramientas para separar las responsabilidades domésticas de las profesionales y desarrollar un momento de distensión para no estar conectadas más tiempo del usual. 

En consecuencia de lo anterior, surgió la interrogante de si estar más horas conectados era sinónimo de ser más productivos y cuál era el impacto en la calidad de los resultados. A propósito de esto, la mayoría de los asistentes plantearon que en sus respectivas empresas tuvieron que trabajar bastante en aspectos no tan técnicos como la autogestión, el empoderamiento de tareas y un liderazgo más cercano. Por este motivo, el desarrollo y cuidado de los canales de comunicación cobraron mayor importancia en todas las empresas, no sólo porque les permitió generar cercanía en las reuniones individuales, sino porque facilitó un seguimiento de las tareas manteniendo la motivación y el compromiso en los equipos. 

Por otra parte, los participantes mencionaron que la hiper comunicación y percepción de disponibilidad 24/7 fue un desafío constante, ya que en algunas áreas fue visto como micro management y excesivo control de los equipos. Es así que, desde IT, tuvieron que pensar en herramientas o estrategias de medición de tareas que podían poner a disposición del resto de la organización, esto con la intención de disminuir la falta de motivación entre aquellos colaboradores que sentían que sus líderes desconfiaban de su capacidad para ejecutar las tareas asignadas o su administración del tiempo.  

La mayor parte de los participantes destacó la necesidad de trabajar en el desarrollo de habilidades de liderazgo para acompañar la contingencia, complementando las herramientas que podían poner a disposición desde su sector.  

Herramientas para la gestión de equipos remotos

A su vez, al momento de poner en común las distintas opciones para sobrellevar la contingencia, los gerentes de tecnología de las distintas empresas mencionaron la necesidad de plantear el uso de metodologías SCRUM o XP, reuniones diarias con la ayuda de bots o eventos virtuales de distensión como juegos en línea o afters virtuales. Además, también sugirieron el uso de bots para los procesos de onboarding remoto o la carga de actividades diarias mediante Slack para reducir la posibilidad de micro management, y estimular la responsabilidad de cada colaborador y visualización de las tareas realizadas. 

Con relación a la hiper comunicación, sugirieron la disminución en la cantidad de reuniones virtuales, enfocándose en sólo las necesarias logrando evitar la distracción de equipos y generando espacios de encuentro más productivos. 

Uno de los desafíos más importantes en esta nueva normalidad fue la evaluación de la productividad, ya que la contingencia impulso a repensar en el trabajo en equipo y la eficiencia de los colaboradores.

Es así, que algunas empresas sugirieron trabajar utilizando indicadores de rendimiento que les permitan medir el trabajo realizado. En otros casos, acompañaron el uso de KPIs con la eliminación de horarios fijos, permitiendo que la gente pueda organizar su tiempo en función de su dinámica doméstica. En cuanto a esto, se destacó la preferencia por el uso de Slack,  ya que permite que los líderes de los equipos puedan ver el trabajo planificado para el día, el que se realizó y los inconvenientes que su equipo encuentra en la ejecución de sus tareas, además de reducir el tiempo y la periodicidad de las ceremonias de SCRUM. 

Como conclusión, todos los participantes resaltaron la necesidad de generar un entorno de confianza y autodisciplina con los miembros de los equipos, más allá de las herramientas tecnológicas que se puedan utilizar, y la importancia de los canales de comunicación y habilidades de liderazgo.

Participantes de la Mesa Redonda Nueva normalidad en el sector IT