Estás aqui

Desarrollo de habilidades personales

Cuando los responsables de RR.HH evalúan a los candidatos no sólo se fijan en las calificaciones y experiencia sino que también miran las habilidades personales, también llamadas soft skills, del candidato. Comunicación, empatía, responsabilidad y compañerismo, son algunos ejemplos de estas habilidades, desarrollarlas te hará resaltar ante posibles empleadores independientemente de la industria o sector. Recordá que estas competencias son importantes para un buen ambiente laboral.

Trabajar en equipo

Ser capaz de trabajar en equipo es una habilidad indispensable, independientemente de la empresa en qué trabajes. Trabajar cómodamente en grupo mejora la eficiencia del equipo y su capacidad para resolver problemas. De hecho, ésta es una de las principales soft skills que los empleadores buscan en un candidato.

Ser organizado

¿Sabés planificar y organizar tu trabajo adecuadamente? Si estás desarrollando esta habilidad o mejorándola, debés tener en cuenta que ser capaz de planificar correctamente tu tiempo y el de tu equipo puede aumentar tus posibilidades de obtener un nuevo trabajo. Al final del día, tener la habilidad de priorizar significa que siempre te enfocarás en las tareas más importante para el equipo y para la empresa.

La comunicación es clave

¿Sabés expresarte adecuadamente ante tus compañeros de trabajo?, ¿tenés la capacidad de empatizar con tus jefes y compañeros? Ser capaz de expresarse adecuadamente y escuchar a los demás es esencial tanto para la compañía como de cara a los clientes. Trabajar en tu capacidad de comunicación te dará una clara ventaja sobre la competencia durante el proceso de selección.

Dar tu opinión

Otro aspecto importante de la comunicación es la habilidad de expresar tu opinión a otras personas, especialmente si te encontrás en una posición de liderazgo. Tus ideas, propuestas y soluciones serán sólo bien recibidas si sos capaz de expresarlas de forma amable y asertiva. Por otra parte, la capacidad de asumir la responsabilidad de la propuesta y los resultados, también puede ayudarte a encontrar trabajo y a crecer profesionalmente dentro de la empresa.

Pensamiento analítico

Una habilidad que también resalta es la capacidad de pensar de manera analítica. Tener un enfoque objetivo ayuda a resolver problemas y a descartar métodos o procesos innecesarios. Si ocupás una posición de liderazgo, estamos seguros de que tu equipo apreciará la habilidad para analizar y evaluar objetivamente cualquier situación. Además esta capacidad te hará resaltar dentro de la empresa o en un proceso de selección.